Pica Peñamellera (763m) desde Mier (48m)

Tiempo Total 2 horas 56 minutos
Distancia 10,23 km
Altitud Máxima 765 m
Altitud Mínima 48 m
Desnivel Positivo Acumulado 732 m
Desnivel Negativo Acumulado 690 m
Regiones AsturiasEspaña

Otra de las cimas que se podría considerar un Cervino español, donde en este caso, al contrario de lo que ocurre con muchas otras, no hay una arista o cresta oculta, sino que se trata de una bonita montaña piramidal la mires desde donde la mires.

La ascensión podría dividirse en tres partes. Desde el pequeño pueblo asturiano de Mier (tan pequeño que no tiene ni bares) asciende una cómoda carretera salvando prácticamente todo el desnivel hasta la base de la montaña. Todo este recorrido se podría hacer incluso en coche, ya que es una carretera que aunque no esté asfaltada, está bien cuidada y no tiene excesiva pendiente salvo en un tramo tras una curva casi al final. Un bonito recorrido para ascender con calma y disfrutar de las vistas hacia el valle de Mier.

Una vez llegados a la base de la Pica hay que dejar la cómoda carretera para tomar un pequeño sendero que sube a la izquierda, dirección Nordeste, distinguiéndose tímidamente entre la hierba. Este sendero está después bastante bien marcado y sube poco a poco, aunque con mucha más pendiente, hasta cortar con la arista principal que separa las vertientes Norte y Sur de la montaña.

Una vez llegados a la arista, toca usar las manos para llegar hasta la cima progresando en dirección Oeste. Los tramos de trepada son en general sencillos, con buenos escalones, pero con mucho patio en un par de puntos, no aptos para gente con vértigo o poco acostumbrada a trepar. En concreto, uno de los pasos es especialmente delicado ya que es un pequeño tramo de sendero entre hierba con una caída vertical en la parte derecha.

Completada la trepada por la arista ya sólo queda progresar por una pequeña meseta, sin dificultad, hasta llegar a la cima, coronada con una cruz y unas cuantas piedras entre la hierba en el punto más alto.

Desde la cima se puede ver el mar hacia el Norte y los Picos de Europa hacia el Sur, distinguiéndose incluso el Naranjo de Bulnes. Para descender hasta el pueblo simplemente hay que desandar el mismo itinerario de subida.

Una cima modesta en altura pero muy impresionante visualmente, sobre todo cuando se divisa por primera vez desde la carretera que va de Panes a Mier. Ascensión corta, relativamente sencilla e imprescindible para los amantes de itinerarios algo más verticales.

Hitos

Comentarios

Ningún comentario

¿Te gusta esta actividad? Crea una tú mismo fácilmente.