La Machota Baja (1.404m) y La Machota Alta (1.461m) desde Aparcamiento Silla de Felipe II (1.058m)

Tiempo Total 3 horas 16 minutos
Distancia 9,88 km
Altitud Máxima 1.458 m
Altitud Mínima 1.043 m
Desnivel Positivo Acumulado 702 m
Desnivel Negativo Acumulado 705 m
Notas Las Machotas desde la Silla de Felipe II
Regiones MadridEspaña

Hace unos días volví al monte Abantos, y desde su cima me fijé en un par de montes un poco aislados al otro lado de El Escorial. En ese momento no supe cómo se llamaban. Luego, en un mapa, vi que eran las Machotas.

Tal vez por no ser muy altas ni llamativas, nunca me había fijado en ellas, pero viéndolas de frente, me dio la impresión de que la subida a esas cimas podría ser una ruta muy a tener en cuenta para los días de horripilante calor del verano. No se veían con mucho desnivel, ni parecía que la distancia a recorrer fuera demasiada. Imaginé que en poco más de cuatro horas podría acabar, evitando así las peores horas de solitrón.

Así que decido venirme el día de la Asunción, el 15 de agosto. Me apetece dar una vuelta tranquila, a poder ser sin encontrarme con nadie, en total soledad. ¿Quién va a venir por las Machotas a mediados de agosto? Esto no tiene mucha fama que digamos. Una ruta corta, disfrutando del silencio y la calma de la montaña, y de todas esas cosas bucólicas…

Dato curioso que yo desconocía: durante las Fiestas Patronales de San Lorenzo de El Escorial, se realiza la Travesía de las Cumbres Escurialenses, una bonita tradición que consiste en recorrer las cumbres de la sierra madrileña que rodean al municipio de San Lorenzo de El Escorial.

¿Qué día tiene lugar tan bonita tradición? Efectivamente, el 15 de agosto.

¿Por dónde empieza dicho recorrido de las cumbres de la sierra madrileña que rodean al municipio de San Lorenzo de El Escorial? Efectivamente, por las Machotas.

¿Cuánta gente se ha apuntado el año 2018 a esta actividad? Efectivamente, todo el pueblo de San Lorenzo de El Escorial. Según la página web (http://www.travesiadelascumbres.es/), 1300 personas tomaron la salida, de las 1616 apuntadas.

Así que un total de 1301 personas van a subir hoy a las Machotas.

Adiós, soledad, adiós, silencio y calma y cosas bucólicas y todo eso.

Ya me pareció rara la cantidad de gente que había en la carretera según me acercaba al aparcamiento que está justo al lado de la Silla de Felipe II. Luego, según empecé la subida al Collado de Entrecabezas, tuve que aceptar que mis planes se habían fastidiado totalmente.

Hasta el collado se sube por un sendero bien trazado. Iba adelantando a mucha gente, que o bien no tenían mucha prisa, o bien no tenían mucha práctica en actividades de este tipo. La subida es muy cómoda. En realidad toda la ruta es fácil, por buen sendero y sin pérdida posible.

Desde el collado la cosa cambió. Fui a la izquierda, a la Machota Baja, y allí estaba todo el mundo. Todo el mundo. Todo.

Lástima no poder ver la cara de tonto que se me debió de quedar, porque tuvo que ser muy graciosa.

Entre los que subían y los que ya bajaban, se formaban unos atascos monumentales. Nunca antes había tenido que esperar tanto tiempor para cruzar una piedra. El sendero se estrechaba y a veces era de la anchura de una persona, así que si el semáforo estaba rojo, había que esperar.

En fin, paciencia… Un poco más arriba el paso se abría un poco y era más fácil esquivar gente. En la cima había un puesto de control de la ruta.

De nuevo para abajo. En el collado, me acerco a la Fuente de Entrecabezas, donde no me encuentro con nadie. Agua fresquita.

Y otra vez para arriba, a la Machota Alta. Aquí ya había menos atascos. Primero llego al Pico del Fraile, más que nada porque iba detrás del pelotón, y la inercia me llevó allí. Como un poco, y subo hasta la cima de la Machota, que está un poco más atrás. Aquí no hay nadie, solo una vaca pastando. Una foto y para abajo.

Enseguida vuelvo al collado, y ahora sí, más tranquilo, bajo rápidamente. Una vez abajo, en la carretera, voy a ver la Cueva del Oso, que está ahí al lado. Es más un apelotonamiento de piedras que una cueva, y no hay osos.

Y de aquí al coche en cinco minutos.

Una ruta bonita, fácil y con buenas vistas, pero es recomendable hacerla entre el 16 de agosto y el 14 de agosto.

Hitos

Comentarios

2 comentarios

Me he partido de risa.

La verdad es que yo también me reí un rato… Fue una situación bastante curiosa.

¿Te gusta esta actividad? Crea una tú mismo fácilmente.