Vía Virifobia en Sector 1-2 (4c) y Vía Escroto en Sector 1-2 (4c) (Actividad)

Distancia 6 m *
Notas En familia
Regiones La RiojaEspaña
  • Valores mínimos calculados a partir del recorrido ideal trazando una línea recta ficticia entre hitos. Deben tomarse como mera referencia, ya que pueden diferir en mayor o menor medida en función de la topología del terreno y el recorrido real realizado.

Las vías de escalada de Clavijo se encuentran en las verticales paredes de la impresionante mole de conglomerado bajo el Castillo de Clavijo, junto al pueblo del mismo nombre. Es una escuela que tiene la ventaja de estar a veinte minutos escasos de Logroño, pero el inconveniente de que la mayoría de las vías son poco asequibles.

Aprovechando el gusanillo tras nuestra visita en familia días atrás a San Fausto, ya a media tarde preparamos los bártulos para estar un rato en el Sector 1-2, donde se encuentran un par de las vías más sencillas de toda la escuela: Virifobia y Escroto.

Lo primero que hay que reseñar es que a escalar en conglomerado hay que acostumbrarse. Pero aun así, estas dos vías, graduadas como 4c, creo que podrían pasar por quintos tranquilamente. De hecho, la graduación de todas las vías de la escuela es más bien poco generosa, y el primer seguro, en muchos de los casos, está varios metros por arriba.

Pero en fin, es lo que hay cerca, y de nuevo quería poner a prueba a la familia. Mi mujer escalando estas dos vías, con seguridad más difíciles y largas que los cuartos del Sector Pikutxis de San Fausto, y el niño sin trastear demasiado.

Y la verdad es que todo salió mucho mejor de lo que esperaba. La vía Virifobia, a la izquierda en el sector, es la más larga y limpia de las dos. Tengo que reconocer que después de tanto tiempo me costó un poco volver a cogerle el punto al conglomerado, pero la memoria muscular enseguida comienza a recordar. Y, para mi sorpresa, Irina la subió completa y a la primera. Subimos un par de veces esta vía antes de pasar a la siguiente.

La vía Escroto, a unos metros a la derecha de Virifobia, discurre por una grieta en la que es más sencillo avanzar en oposición, aunque tiene el inconveniente de que se sube con la espalda hacia la parte derecha, donde están los seguros. Así que subirla en oposición de primero puede resultar un poco complicado. Algo que tengo que volver a probar, porque en esta ocasión la subí a lo bruto, con la pared tirando algo para atrás. De nuevo, aquí tuve que apretar un poco. Y de nuevo, para mi sorpresa, Irina la subió a la primera, y de forma mucho más elegante que yo, ya que descubrió enseguida cómo colocarse en oposición.

En cualquier caso, insisto en que estas dos vías serían más quintos que cuartos, especialmente por el hecho de que se suben bastante y la roca en la parte de abajo está muy limada y resbaladiza.

Un ameno rato que valió para ir recuperando la costumbre de ir a escalar a escuela, esta vez en familia, e ir documentando y revisitando muchas de las vías que he subido hace tiempo. Mi mujer terminó encantada, y yo, también.

Hitos

Comentarios

Ningún comentario

¿Te gusta esta actividad? Crea una tú mismo fácilmente.