Peñón de Ifach (332m) desde Entrada al Parque del Peñón de Ifach (36m)

Tiempo Total 2 horas 32 minutos
Distancia 4,59 km
Altitud Máxima 326 m
Altitud Mínima 35 m
Desnivel Positivo Acumulado 346 m
Desnivel Negativo Acumulado 357 m
Notas Peñón de Ifach
Regiones AlicanteComunidad ValencianaEspaña

En Semana Santa me decidí a acercarme por aquí para subir el Peñón, que tiene una pinta chulísima, pero llegué bastante tarde, así que fue imposible. Parece que hay un cupo de gente que puede estar dentro y cuando se llena hay que coger un ticket y esperar turno. En fin, que no me apetecía esperar un hora, así que me fui y ahora he vuelto.

Justo antes de venir me enteré de que habían cerrado la ruta para darle mayor seguridad o algo así. Bueno, como no he venido nunca no sé cómo estaba antes, así que me da un poco igual…

He madrugado más, porque parece que va a ser otro día infernal de calor, como de costumbre. Esta vez se puede pasar sin problemas, aunque ya hay bastante gente.

La ruta empieza por un senderito sin ninguna dificultad, hasta llegar al famoso túnel. Aquí ya hay cuerdas para agarrarse. No por la dificultad, que no la hay, sino por lo resbaladizo del terreno, supongo. La verdad es que la roca está bastante lavada, pero no hay ningún problema.

Al otro lado del túnel, aparte del solitrón, que ya asusta, sigue el sendero, con algunas zonas aseguradas con cuerdas o cadenas para facilitar el paso.

Si tienes costumbre de andar por terreno mínimamente irregular, no hay ningún problema, ni necesidad de agarrarse a las cuerdas. En caso contrario, puede haber algunas zonas en las que necesites sujetarlas. Con ir con un poco de cuidado, asunto arreglado.

De todas formas, viendo cómo sube la gente por esta ruta, parece mentira que no haya accidentes todos los días. Es verdad que no tiene gran dificultad, pero se ve cada cosa... Desde padres con niños de seis o siete años hasta ancianos con muletas o gente con un perro en brazos. La mayoría de la gente parece que ha subido de la playa, con chanclas o sandalias. Que luego a la mayoría no le pasará nada, pero más de uno habrá resbalado y se habrá dejado los dientes enganchados a una piedra. Es como subir al Aneto sin crampones. Sí, poderse se puede... En fin.

Bueno, esquivando a los irresponsables se llega en un rato a la cima, y realmente vale la pena subir con tanto calor, porque las vista son espléndidas, siempre y cuando se evite mirar el desastre que se ha hecho al litoral en esta zona. No hay ni un hueco sin construir.

Bajando, enseguida se llega al Mirador de los Carabineros, desde donde se vigilaba a los contrabandistas.

Y como no hay mucho más que ver por aquí, hay que ir rápidamente al bar a tomar algo.

Hitos

Actividades relacionadas

Comentarios

Ningún comentario

¿Te gusta esta actividad? Crea una tú mismo fácilmente.