Néouvielle (3.091m) desde Lago Aubert (2.150m)

Distancia 4,68 km *
Altitud Máxima 3.091 m
Altitud Mínima 2.150 m
Desnivel Positivo Acumulado 941 m *
Desnivel Negativo Acumulado 941 m *
Regiones Altos PirineosOccitaniaFrancia
  • Valores mínimos calculados a partir del recorrido ideal trazando una línea recta ficticia entre hitos. Deben tomarse como mera referencia, ya que pueden diferir en mayor o menor medida en función de la topología del terreno y el recorrido real realizado.

Nos reunimos Cristóbal, Eugenio, César, Gonzalo y yo para pasar el fin de semana en el Pirineo Francés. Fuimos en dos coches hasta el Refuge d’Orédon. Llegamos allí en unas cuatro horas, hacia las ocho. Cenamos algo y nos acostamos pronto.

Al día siguiente salimos temprano hacia el aparcamiento en el Lago Aubert, desde donde se inicia la ascensión, a unos cinco kilómetros del refugio. Comenzamos a subir todos juntos, Gonzalo y yo delante. Hacia la hora, más o menos, Gonzalo y yo nos habíamos desviado de la ruta principal. Yo decidí continuar hacia arriba para buscar un paso, acercándome cada vez más al Ramougn. Intenté subir a su cima, pero las paredes se pusieron cada vez más verticales y decidí dar la vuelta.

Al bajar me volví a encontrar a Gonzalo, que había estado pululando arriba y abajo por el mismo camino. Intentamos cruzar por un par de brechas, pero era imposible. Finalmente nos volvimos a separar y conseguimos cruzar por unas nuevas brechas que estaban más abajo. Nos reunimos y separamos varias veces hasta llegar a la falda del Néouvielle por un pedregal de rocas que no era el camino habitual.

Ya en la falda pregunté a un grupo y me dijeron erróneamente cuál era el pico. Tras subir un tramo y volver a bajarlo, comenzamos a ver gente subiendo unos neveros hacia otra cima que estaba bastante más alta. Ese sí era el Néouvielle, pero por la altura y la nieve calculé que tendríamos al menos otra hora más. Decidimos subir de todas formas, y a los veinte minutos nos juntamos con Cristóbal, César y Eugenio que ya bajaban. Nos confirmaron que teníamos unos cuarenta minutos más, así que decidimos llegar hasta arriba.

Toda la subida es bastante empinada, pero tras dejar atrás los neveros se sube cómodamente a través de enormes rocas. En la cima picamos algo, nos sacamos unas fotos, y enseguida comenzamos el descenso. Bajamos hasta el aparcamiento de tirón, esta vez siguiendo los hitos, y llegamos sólo unos quince minutos más tarde que los demás, que estaban ya comiendo algo a la orilla del lago. Comimos con ellos y después condujimos hasta Tarbes.

Llegamos al hotel en Tarbes sobre las ocho. Nos dimos una ducha y salimos por el pueblo. Tomamos un par de cañas y luego fuimos a cenar a una pizzería que nos recomendaron, donde la comida estaba realmente buena. Después de cenar estuvimos de bares hasta las tres de la mañana, más o menos. Hablamos con mucha gente, o al menos lo intentamos, pero en general la noche estuvo un pelín sosa, sobre todo porque no nos podíamos entender con casi nadie.

Al día siguiente dejamos el hotel a las doce y condujimos hasta Bayona, donde paramos a dar una vuelta y comer algo. Comimos en una brasserie y luego nos fuimos a degustar unos crepes. Un pueblo muy bonito. Y finalmente directos hasta Haro. Una paliza de coche, pero un fin de semana estupendo, sobre todo la parte de montaña.

Hitos

Actividades relacionadas

Itinerarios relacionadas

Listas relacionadas

Comentarios

Ningún comentario

¿Te gusta esta actividad? Crea una tú mismo fácilmente.