Pico del Nevero (2.209m) y Peña Cabra (2.028m) desde Puerto de Navafría (1.773m)

Tiempo Total 3 horas 46 minutos
Distancia 12,05 km
Altitud Máxima 2.215 m
Altitud Mínima 1.761 m
Desnivel Positivo Acumulado 733 m
Desnivel Negativo Acumulado 722 m
Notas Del puerto de Navafría al Nevero y a Peña Cabra
Regiones SegoviaMadridCastilla y LeónEspaña

Del puerto de Navafría al Nevero y a Peña Cabra

Distancia: 12 Km.

Desnivel: 680 m.

Dificultad: Moderado.

Vaya chasco al llegar al puerto de Navafría. Hay una niebla tremenda, aparte de mucho frío y viento. Eso me da un poco igual, pero nunca me ha gustado andar con niebla. No te enteras de nada, no ves nada… No le veo sentido.

En fin, de todas formas voy a andar un rato a ver si levanta. Mi intención es hacer unos cuantos dosmiles de la zona del Nevero. Alguna vez he venido por aquí, pero no sé bien qué he hecho ni qué he subido, así que ahora que tengo más idea de los nombres de los montes voy a ver cómo se me da esto.

La cosa empieza mal, claro. La primera cuesta, nada más bajar del coche, es una de las que más odio de toda la sierra. Madre mía, es que te mete todo el desnivel nada más empezar. Por una parte está bien, porque enseguida llegas a la parte alta y te olvidas, pero así de repente es una cosa bastante desagradable.

Hace bastante que no venía por aquí. Veo que han puesto carteles indicadores. Es una cosa que me molesta bastante, eso de ver señales en la montaña. Pero todo sea por los domingueros…

Para cuando llego arriba ya he decidido que no voy a hacer lo que pensaba. No veo tres en un burro y no me apetece esperar con este vendaval a ver si la niebla levanta alguna vez. Así que me contento con ir hasta el Nevero y poco más.

Cuando llego allí la niebla sigue como estaba, yo estoy fastidiado y me doy la vuelta.

Pero paso, no me da la gana volverme así sin más, así que me decido a buscar Peña Cabra, que debe de andar por allí por el norte, a saber dónde. Solo tengo una ligera idea de por dónde está, y mirando el mapa del gps creo que reconozco el sitio. Una cota que no tiene nombre, pero que parece que mide lo que debe medir, y que creo recordar que está donde debe estar. Así que enfilo por la niebla, a ver dónde acabo.

No me gusta depender tanto del gps. Como se apague de repente me voy a meter en un lío, porque no se ve nada en absoluto, pero me fastidia darme un madrugón así para tan poca cosa.

Yendo para el norte sigo, sigo y sigo, y al cabo de una hora o así me estoy acercando al punto donde creo que está la cima. Como no tengo ni idea de por dónde subir, tiro por medio. A lo loco. A través de los arbustos y demás. El resultado es que con la humedad de las plantas acabo empapado de cintura para abajo. Pero chorreando, vaya…

En fin, voy al punto más alto, o donde parece estar, porque con estas cimas tan redondas no hay forma de saberlo, y me vuelvo a meter entre los matujos para volver.

Cuando salgo de la selva descubro que ya no hay niebla. Ni pizca… El sol luce espléndido y se me llevan los demonios. Pues ya paso. Estoy empapado, y aunque haya sol sopla mucho viento y no me voy a pasear por ahí helándome, así que me enfilo para el coche. Ya volveré otro día.

Subo de nuevo a la cresta, y tiritando deshago el camino. Asco de niebla...

Hitos

Actividades relacionadas

Listas relacionadas

Comentarios

Ningún comentario

¿Te gusta esta actividad? Crea una tú mismo fácilmente.