Lac Blanc (2.352m) desde Col Des Montets (1.461m) ➝ Alpes Grayos, Francia

Tiempo Total 8 horas 39 minutos
Distancia 13,63 km
Altitud Máxima 2.470 m
Altitud Mínima 1.417 m
Desnivel Positivo Acumulado 1.279 m
Desnivel Negativo Acumulado 1.274 m
Notas Lac Blanc desde Col Des Montets

Lac Blanc desde Col Des Montets

Distancia: 13 Km.

Desnivel: 1180 m.

Dificultad: Moderado. Mucho desnivel al principio, y luego poca cosa. Escaleras muy verticales en el camino de bajada.

Espectacular ruta por los lagos de Chéserys, en la zona de las Aiguilles Rouges, hasta el Lac Blanc, y de regalo el Lac de la Persévérance.

Empieza esto en el collado des Montets. Hay un aparcamiento justo ahí, se cruza la carretera y empieza directamente lo más duro. La primera subida es bastante burra, un montón de zetas nada más bajar del coche que no dan respiro. Claro que así nos quitamos lo más duro al principio, cosa que luego se agradece.

Además las vistas del otro lado del valle son una pasada. Son las mismas de los últimos días, pero da igual, no nos cansamos de ver siempre lo mismo.

Una vez superada la parte más pina, con tranquilidad y buenos alimentos, el camino llanea más y se hace más descansado.

Vamos a intentar ver todos los lagos que podamos, así que en el primer cruce, creo, tiramos a la derecha y nos acercamos un poco a las agujas.

Al principio hay cuatro lagos, sin nombre, o yo no lo he encontrado en ningún sitio. Los lagos de Chéserys, parece que se llaman sin más. Aunque no lo tengan, es una gozada ver lagos de montaña. Y estos parecen puestos aposta para reflejar todo el macizo del Mont Blanc. Vamos alrededor de los cuatro, intentando meter todas las montañas en los reflejos, aunque no acaban de entrar del todo…

Es en el quinto lago, el que sí tiene nombre (Lac de Chéserys, claro), donde sí que caben todas las cimas de enfrente. Es una pena que haga un poco de viento, porque el reflejo no acaba de ser perfecto. Hay un póster por ahí en las tiendas de Chamonix en el que parece un espejo. No sé cuánto tiempo tuvo que estar el tipo que hizo la foto aquí plantado esperando, pero nosotros estamos un buen rato y no hay forma. Bueno, nos contentamos con las fotos que sacamos y seguimos andando.

Para llegar al refugio de Lac Blanc han puesto unas escaleras de metal, que parece que por esta zona gustan mucho.

El refugio está en un balcón privilegiado, al lado del lago, enfrente del Mont Blanc. Vale la pena subir hasta aquí solo por las vistas, que son impresionantes.

Descansamos un ratillo al lado del lago y vemos en el mapa que un poco más arriba hay otro lago, el Lac de la Persévérance. Nuestro completo conocimiento de la lengua francesa nos indica que eso significa Lago de la Perseverancia, y como si algo somos nosotros es perseverantes, decidimos tirar un poco más hacia arriba para verlo.

Tal y como pensábamos, hasta aquí no viene ni el Tato, así que estamos solos. No lo entiendo, porque está a quince minutillos, si acaso, y es una pasada, al borde de las Aiguilles Rouges. Da gusto estar aquí sin que moleste nadie.

Después de un rato meditando en su orilla, nos volvemos para abajo. En el lago de Chéserys vamos por la orilla sur, para bajar por un camino distinto al de subida.

Para nuestra alegría, este camino está plagado de escaleras y peldaños para salvar los desniveles. Pasamos un rato divertido bajando por aquí, aunque es verdad que esta parte igual es un poco complicada para algunas personas si no están acostumbradas a hacer cosas así. En ese caso lo mejor es bajar por el camino de subida.

Pero nosotros nos lo pasamos genial, y casi sin darnos cuenta llegamos otra vez al aparcamiento.

Galería

Hitos

Comentarios

Ningún comentario

¿Te gusta esta actividad? Crea una tú mismo fácilmente.