Arista Este del Laturce (AD-) y Laturce (1.039m) desde LR-250 Km 15,1 (562m)

Tiempo Total 2 horas 21 minutos
Distancia 6,41 km
Altitud Máxima 1.043 m
Altitud Mínima 569 m
Desnivel Positivo Acumulado 497 m
Desnivel Negativo Acumulado 499 m
Regiones La RiojaEspaña

Una pequeña joya al lado de casa, literalmente, ya que la veo cada día desde la ventana.

La vez anterior me lié y subí al Laturce por la cara Este sin llegar a la arista. Esta vez conduje de nuevo hasta Ribafrecha, y pasando el pueblo por la LR-250 llegué al kilómetro 15,1, desde donde sale una pequeña pista en una curva donde se puede aparcar algo más adelante. La última vez había varios coches, esta vez ninguno. Si es así, no queda más remedio que aparcar mucho antes, tal vez al lado de la carretera.

Desde la pista sale a la derecha un sendero justo antes de un puente antiguo que va a la izquierda. Esta pista sube cómodamente hacia las Ruinas de San Prudencio. Llegados a la falda de las ruinas hay que desviarse a la derecha para rodear todo el macizo rocoso del Laturce. La vez anterior salí del camino algo antes, pensando que la arista podría empezar en alguno de los bloques que se ve desde el camino, pero en realidad hay que continuar algo más, hasta que la pista ya comienza a bajar.

Mirando a la izquierda se puede ver a unos doscientos metros el comienzo de la arista, ya evidente. Hay que subir esos metros monte a través. Ya en la arista se puede hacer todo lo difícil que uno quiera, pero tal vez el primer tramo sea el de más dificultad. Y la dificultad viene dada por la exposición y por la calidad de la roca, que da la sensación de que se vaya a desprender en cualquier momento. Hay que tener mucho cuidado porque esos pasos son casi verticales y expuestos, aunque después de pasar ese primer tramo se llega a un par de pequeños árboles y una pequeña canal a la derecha y allí la dificultad ya decrece.

Justo encima un buitre empezó a graznar amenazante. Imagino que sería una hembra con polluelos, ya que los machos salieron volando al verme. Hay muchos buitres por allí, ya los vi también la vez anterior. Esa hembra me infundió bastante respeto y estaba muy cerca, así que decidí no acercarme tanto al filo y rodear un poco la arista por la izquierda, zona que tal vez sea incluso peor que el filo porque está muy sucia de arena y está todavía algo expuesta. Se ve mucho excremento de buitre.

Después de retomar el filo dejando el buitre justo debajo, avanzando unos metros llegué a la parte superior, donde ya la dificultad es mucho menor y sólo resta caminar por la cresta prácticamente sin ganar altura hasta la cruz en la cima. Este recorrido no es corto –la cima se ve todavía lejos–, pero tiene poca dificultad ya que sólo hay algún que otro tramo algo expuesto y todos ellos se pueden evitar.

Desde la cima bajé a la Ermita de Santiago y desde allí por la senda de la vez anterior atravesando las Ruinas de San Prudencio. En las ruinas me desvié un poquito del sendero para echar un vistazo y luego decidí destrepar por una parte de la muralla para retomar el camino, aunque visto después es mucho más sencillo volver al camino. Este camino llega al cruce del principio y de ahí la pista hasta el coche.

Bonita salida para estar tan cerca de casa.

Hitos

Actividades relacionadas

Listas relacionadas

Comentarios

Ningún comentario

¿Te gusta esta actividad? Crea una tú mismo fácilmente.